Vuelta a la normalidad
Volviendo a la normalidad

Vuelta a la normalidad

A pesar de que siempre esperamos los días de vacaciones para descansar y desconectar, llega un momento en que estamos deseando la vuelta a la normalidad. Necesitamos retomar la rutina, la que nos hace llevar un ritmo de vida regular y nos mantiene activos tanto física como mentalmente. Pero cuando acaban las vacaciones de navidad, además, hay que devolverle el aspecto habitual a nuestra casa y guardar la decoración navideña hasta el próximo mes de diciembre.

Debemos seguir unos consejos básicos para que nada de lo que guardemos se estropee y quede inservible. Y posiblemente sea el momento de renovar aquellos que o bien están pasados de moda o se han estropeado con el paso del tiempo.

Siempre que sea posible, volveremos a colocarlos en sus embalajes originales, ya que el espacio que ocupen será el estrictamente necesario. En caso de reorganizar los adornos, debemos buscar cajas apilables que queden cerradas. De esta manera evitaremos que se llenen de polvo, telarañas o insectos.

Las cajas deben quedar lejos de focos de calor y humedad. Evitaremos el moho o que se deformen por el efecto del calor y haremos que el cartón que los contiene se mantenga firme y fuerte. Para los adornos de cristal, hay que pensar en envolverlos en papel de periódico o tela de algodón, para que no se rompan.

Cuando guardemos nuestras guirnaldas, debemos buscar una caja larga para de esta forma doblarlas el menor número de veces posible. Así, evitaremos que cuando las volvamos a colocar tengan formas zigzagueantes. Si nuestro árbol de navidad es artificial, podemos colocarlas sobre él antes de cerrar la caja, si la tiene.

Si hemos decidido renovar la decoración, podemos donar nuestros adornos a cualquier organización benéfica o asociación que necesite alegrar su espacio en esos días, siempre que estén en perfecto estado. Así le daremos un uso óptimo hasta a lo que ya no vamos a utilizar.

Porque hasta la vuelta a la normalidad es un ejercicio de salud mental.

Te recomendamos nuestros post:

Todo en orden

El método Konmari

 

Deja una respuesta

Cerrar