Naturaleza sí, gracias

Naturaleza sí, gracias

Cada vez estamos más sensibilizados con aspectos relacionados con los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Aunque no siempre podemos alcanzar los medios para que nuestra ayuda sea patente. Pero toda colaboración es poca, porque tenemos un grave problema debido a la contaminación. Y la naturaleza reclama nuestra ayuda.

Las fotos, los artículos de prensa, las noticias, los datos son escalofriantes. El resultado de una evolución industrial y humana ha dejado una estela de residuos que enfrentan nuestra actitud precisamente con eso, con el significado de la palabra evolución. Hemos tenido que llegar a un punto crítico para que los que vivimos lejos de la cruda realidad seamos conscientes de qué estamos haciendo con el planeta.

Save the planet

Todo esto nos hace reflexionar, como empresa textil, acerca de nuestros procesos. Pero no es algo que nos inquiete ahora; en Textil Antilo hace mucho tiempo que trabajamos guiados por una ética medioambiental que sea efectiva. Porque sabemos que la situación de nuestro entorno requiere de acciones inmediatas. Aunque se trata de un cambio gradual, es un cambio que no se detiene. Y hay que detenerlo. No podemos pensar que alguien le pondrá solución. Porque ese alguien tenemos que ser nosotros.

Dado que somos un sector implicado, estamos obligados a conocer y obedecer normativas de calidad que reviertan en un proceso limpio y un producto satisfactorio. El certificado Oeko-Tex de nuestros tejidos, que garantizan la no utilización de productos nocivos ni la contratación de mano de obra infantil, es uno de nuestros compromisos. Esta certificación viene reforzada por los hilos Ecolife, un producto de la empresa Belda Llorens que tiene un papel relevante entre todos los que conforman nuestra materia prima.

Actualmente seguimos trabajando en otros estándares que nos permitan optimizar cualquiera de nuestros puntos de acción, desde el diseño hasta la venta de nuestros artículos. Hay mucho camino que recorrer y queremos avanzar de la mejor manera posible.

Así que, en casa, en el trabajo, en la playa, en la montaña, de compras, de paseo, solos o parte de una multitud, allí donde estemos, dejemos una huella limpia. Dejemos una huella que nos agradezca la naturaleza.

Te sugerimos nuestro post:

Calidad en cantidad

 

Deja un comentario

Cerrar