Los tres Reyes Magos
Los Reyes Magos

Los tres Reyes Magos

Según el evangelio de Mateo, tres magos de Oriente siguieron una estrella que los condujo a Belén para ofrecer al niño Dios recién nacido tres regalos: oro, incienso y mirra. Y a partir de esta revelación, nace una leyenda, una tradición que ha sido alimentada a lo largo de los siglos y estudiada para conocer su origen. Así llegan los tres Reyes Magos todas las noches del 5 de enero para hacer realidad los sueños de los más pequeños de la casa. Pero ¿Cuál es su historia?

Aunque posiblemente la austeridad de la escena del pesebre que todos conocemos cobra riqueza con la llegada de los tres Reyes Magos, la Biblia no los describía ni como reyes ni como magos. Pero su presencia en Judea es un hecho que muchos historiadores y cronistas han descubierto y desarrollado para darla a conocer al mundo entero.

Tres hombres, tres magos, tres reyes.

Se cree que su capacidad para encontrar y seguir a la estrella se debía a sus estudios de astronomía. Eran tres personas cultas y de gran linaje, procedentes del misterioso Oriente y encarnados en tres reyes que representan a las tres tribus bíblicas, que se establecieron en Europa, Asia y África.

Tres reyes de tres razas distintas y tres edades dispares. Melchor, era un hombre viejo, con barba blanca y rasgos caucásicos que portaba oro para el rey. Gaspar, un hombre maduro de rasgos asiáticos que portaba incienso para el dios. Y Baltasar, un joven fuerte de raza negra que portaba mirra para el hombre. De esta manera se daba a conocer al mundo la triple naturaleza del recién nacido: el Mesías.

Cuenta la leyenda que hoy sus restos descansan a orillas del río Rin. Y que la gran catedral de Colonia se construyó para honrarlos, convirtiéndose en un punto de peregrinación a partir del siglo XIII. Esta fue una de las primeras celebraciones multitudinarias que dio paso a la fiesta que conocemos hoy en día.

Sin embargo, no sería hasta el siglo XIX en que nuestro país decidió transformar la noche previa a la Epifanía del Señor en la noche de Reyes, imitando lo que se hacía en otros países en homenaje a San Nicolás.

Así que, la noche del 5 de enero es la noche mágica por excelencia. Una noche en la que los sueños y deseos de todos los niños se pueden hacer realidad. Y los tres Reyes Magos son los encargados de conseguirlo.

Te recomendamos nuestros posts:

Navidad en el mundo

Navidad: ¡Cómo hemos cambiado!

Deja un comentario

Cerrar