Llega el buen tiempo

Llega el buen tiempo

Aunque parezca que el mundo se ha detenido, la naturaleza sigue su curso y prepara su entrada hacia el buen tiempo. Con la primavera recién estrenada, hay que empezar a pensar en lo que nos traen las últimas tendencias en decoración, tanto para estos meses primaverales como para el verano que viene. Porque al buen tiempo hay que recibirlo como se merece.

Hemos echado un vistazo a las nuevas ideas de decoradores e interioristas y hay algo en lo que casi todos ellos coinciden: el azul será el auténtico protagonista. El color del mar y del cielo se cuela de lleno en nuestros salones, dormitorios, cocinas y baños. Y le deja espacio al atrevimiento del naranja y la provocación del rojo para quienes buscan emociones más fuertes.

¿Y qué hay en cuanto a estilos y complementos? Las nuevas tendencias se reafirman en lo que ya nos mostró el año pasado. Seguiremos viendo propuestas inspiradas en el japandi, los ambientes nórdicos y los materiales naturales. Estancias que inviten a la relajación y con grandes dosis de luz natural serán la clave de esta temporada, sin olvidar a los que buscan un estilo vintage o industrial, lleno de contrastes. El azul tiene cabida en todos ellos.

Y como no podía ser de otra manera, los estampados textiles rompen con su alegría la linealidad del color. Florales o geométricos. Sea cuál sea nuestra preferencia, la inspiración en la naturaleza vuelve a ser tendencia. Hojas, flores y animales se lanzan de nuevo junto a las infinitas combinaciones de las formas geométricas. Llegan para inundar nuestras colchas, cojines y cortinas y de esta forma estimular el dinamismo de la estancia.

Por último, y no por ello menos importantes, los toques genuinos de los materiales naturales. El mimbre, el bambú, el yute o el ratán vuelven convertidos en sillas, mesas auxiliares, marcos para espejos o maceteros. Si al conjunto le añadimos alguna planta de temporada que podamos cuidar, el resultado hablará por sí solo.

Preparemos nuestra casa para la llegada del buen tiempo. Es el momento de hacer planes para tenerlo todo pensado para cuando vayamos a ponerlos en marcha. Porque un proyecto no deja de ser una ilusión. Y este año, con más motivos que nunca.

Te recomendamos nuestros post:

El lenguaje de los colores

Mediterráneo: un mar de inspiración

Cerrar