Ha llegado la Navidad
Navidad

Ha llegado la Navidad

Estamos entrando de lleno en la época más especial del año. Porque ha llegado la Navidad. Es tiempo de guirnaldas, de coronas de acebo, de abetos, de estrellas y copos de nieve. Es el momento de cambiar la decoración de la casa y posiblemente estemos pensando en renovar lo que tenemos para adornar los rincones de nuestro hogar. Porque la Navidad también tiene su propia tendencia.

Para este año, y como ya venía siendo top trending, se lleva lo natural y lo sostenible. Vamos a encontrar muchísimos adornos de madera, estrellas de mimbre, guirnaldas que parecen sacadas de una casita en el bosque, centros de mesa salpicados del rojo del acebo y el verde intenso de sus hojas y, encabezando la lista de favoritos, las luces de led.

No debemos olvidar la importancia de la iluminación en Navidad. Son un clásico que también han encontrado su versión ecológica para no dejar de brillar. Las guirnaldas de luces de led pueden dar un toque casi mágico en un estante, sobre una chimenea o llenando el árbol con sus pequeñas lucecitas.

Es importante pensar en el conjunto, en el resultado final. Todos los adornos deben tener una sintonía si queremos que nuestra decoración luzca de la mejor manera posible. Por ejemplo, al elegir los colores. Sabemos que el blanco, el rojo y el verde son básicos de la Navidad, pero este año el rosa empolvado ha querido unirse a la fiesta y junto con el beig son capaces de crear un ambiente relajante y dulzón a la vista. Sea cual sea el color que hayamos elegido, lo ideal es crear una armonía decorativa. Eso hablará muy bien de nosotros.

Por último, los toques metálicos. Oro, plata, bronce o cobre no pueden caer en el olvido. Son el matiz rico de la estancia, el brillo genuino de la Navidad. En un candelabro, en las bolas del árbol, en un macetero para nuestra flor de Pascua o en los detalles del menaje de nuestra mesa. El brillo de los metales en Navidad es especialmente bonito. Dales su protagonismo.

Ha llegado la Navidad. Y un año más, viene con la intención de conquistarnos.

Te recomendamos nuestros post:

Navidad: ¡Cómo hemos cambiado!

Deja un comentario

Cerrar