Flores y más flores

Flores y más flores

Las flores siempre han simbolizado alegría. Por su forma, por su color, por su presencia tras el letargo del invierno. Regalamos flores para felicitar, para celebrar, para invitar o sencillamente para agradar. Sin embargo, cada una de ellas puede tener un significado distinto. Las flores tienen su propio vocabulario.

Por ejemplo, la amapola representa fertilidad. El crisantemo, alegría. La flor de loto, pureza. La magnolia, victoria. La orquídea, sensualidad. El tulipán, amor sincero. Y estos son solo algunos ejemplos. Luego se matiza con el color de las mismas y se llega al mensaje en una de sus formas más bonitas.

Las primeras guirnaldas que se conocen, fueron egipcias. Aunque fueron los chinos los primeros que hablan de ellas en sus escritos. El arte floral invadió la cultura y se hizo hueco en la pintura, la arquitectura, la escultura y, como no, en la creación de perfumes. Las flores son la inspiración natural de la tierra. Por brotar y dar color y, en muchos casos, para acabar convirtiéndose en frutos. Belleza innata de la naturaleza.

Sin tapujos

Como no podía ser de otra manera, también tienen su propio estatus en la decoración de interiores. Aunque no siempre son tendencia, gozan de una categoría especial que les permite estar en cualquier ambiente sin romper ninguna regla del diseño. Y cuando lo son, ofrecen un amplio abanico de formas y corrientes cromáticas inigualables.

Este año vienen pisando fuerte y parece que las flores se van a situar en lo más alto de la moda femenina. Por tanto, se convertirán en un elemento imprescindible de esta primavera – verano. Los grandes diseñadores han hecho de ellas la base de sus nuevas colecciones y esto hará que busquemos flores en todo aquello que podamos lucir.

Así que, no encontraremos nada mejor para entrar en la recién estrenada primavera que las flores.

Nosotros también las hemos incluido en nuestra nueva colección Fun & Deco. Como no.

Deja un comentario

Cerrar