Flores de primavera

Flores de primavera

Apenas quedan días para la llegada de la primavera, la estación que nos saca del letargo del invierno para zambullirnos de lleno en la época más colorista del año. Las flores son las grandes protagonistas, pero serán las flores de primavera las que brillen con todo su esplendor. Porque cada estación tiene sus flores preferidas. Así son los caprichos de la naturaleza. Veamos algunas de las más conocidas para disfrutarlas en estos meses primaverales.

El clavel es una de las flores más conocidas y apreciadas en nuestro país. Su intensa fragancia y sus vivos colores lo convierten en el centro de atención de cualquier estancia. Florece en los meses de primavera y verano y quiere luz del sol incondicionalmente. La actitud firme de su tallo le permite lucir solo o acompañado con la misma elegancia tradicional.

A pesar de que el tulipán siempre nos recuerda a los Países Bajos, esta flor tiene su origen en las regiones del este de Irán. Tiene una gran diversidad de formas y colores, aunque la más conocida de ellas es la del tulipán de jardín. Se plantan en otoño y no es una flor que solamos cultivar en la terraza de casa. Aunque suele encajar perfectamente en cualquier estilo por su estilizada forma, lo que la convierte en una de las favoritas.

Las amapolas gozan de la maravillosa virtud de florecer en grandes grupos de forma silvestre. Su color rojo intenso provee de un colorido manto los campos y laderas que no se atienden como jardines propiamente dichos. Sus pétalos son sumamente delicados, tanto que se manchan al tocarlos. Desprovista de perfume, la amapola es una de las triunfadoras de los paisajes primaverales.

El narciso es otra de las flores que busca la primavera para mostrar sus formas, aunque algunas variantes florecen en otoño. Mediterráneo por derecho propio, simboliza la vida eterna, sin embargo, paradójicamente no vive más de 20 días. Es una flor delicada que requiere cuidados sencillos y que prefiere estar sola, ya que su tallo desprende una sustancia que puede matar otras plantas.

Pero flores de primavera hay muchas más. Se pueden convertir en el punto de partida para reacondicionar la terraza de cara al verano. Podemos cultivarlas o comprar un ramo de nuestras flores preferidas. Porque nos esperan las begonias, las dalias, las margaritas, los jacintos, los lirios, los pensamientos… y siempre son una estupenda fuente de inspiración.

Te recomendamos nuestro post:

Flores y más flores

 

Deja una respuesta

Cerrar