Elementos de ocultación: crea tu refugio perfecto

Elementos de ocultación: crea tu refugio perfecto

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

No cabe la menor duda de que, durante este confinamiento, las terrazas y los balcones han ganado puntos en nuestras casas. Una de las cosas más importantes de nuestro hogar es preservar la intimidad de los espacios. En el caso de las terrazas y los balcones, los elementos de ocultación juegan un papel imprescindible para ello. Además, son una forma de proteger contra el sol, el viento y la lluvia.

Aunque su principal función sea la de preservar nuestra privacidad, no debemos olvidar que también son un elemento decorativo. Elegir el que mejor se adapte a nuestro espacio no debe ser una cuestión estrictamente funcional. Para ello, existen muchas opciones. Veamos algunas de ellas.

Celosías

Las celosías son uno de los elementos de ocultación más utilizados. Las podemos encontrar en mimbre, madera, metálicas o sintéticas y se les puede añadir plantas trepadoras para darles un aspecto más natural. Es lo que conocemos como jardines verticales. Una propuesta que gusta cada vez más.

Lo más natural

Si lo que queremos es crear una valla de ocultación natural, en ese caso estaremos hablando de mallas de cañizo, caña partida, brezo o mimbre. Su aspecto hace que no desentone en ningún entorno al aire libre, aunque su nivel de ocultación es medio y son menos duraderas.

Rápido y cómodo

Y si lo que buscamos es una solución práctica que no requiera de un mantenimiento excesivo, nuestra elección está en los elementos de ocultación artificial. Las mallas plásticas, los setos artificiales o las mallas de cañizo artificial son de fácil instalación y ofrecen una ocultación de casi el 100%. En este caso podremos encontrar elementos en distintos colores y densidades, pudiendo elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades y presupuesto. También puedes hacer tu propia composición con plantas artificiales, teniendo en cuenta el espacio y la altura que necesitas cubrir.

No dejes tu balcón o tu terraza en el olvido. Conviértelo en tu refugio perfecto.

Te recomendamos nuestro post:

La envidia de todas las terrazas