El método kaizen
El método kaizen

El método kaizen

El método kaizen es una filosofía que proviene de la cultura japonesa. Su nombre procede de la unión de dos vocablos: “kai”, que significa cambio, y “zen” que significa bueno o beneficioso. También conocido como “la regla del minuto”, este método tiene su esencia en el propósito de un mejoramiento progresivo, de manera que la tarea a llevar a cabo no se percibe como un reto imposible, sino como una sucesión de pequeñas tareas que acaban convirtiéndose en un hábito.

Las personas tenemos un deseo instintivo de mejorar. Si queremos optar por una manera de hacer las cosas como el método kaizen, debemos entender que es un camino, y no un objetivo. Su secreto radica en su simplicidad y su baja exigencia. Se trata de poner un pie delante y otro detrás, una y otra vez.

Cambiar la ropa de los armarios, redecorar el salón, llevar a cabo los propósitos de año nuevo o empezar a hacer ejercicio. Cualquiera de estas tareas se puede presentar ante nosotros como una meta inalcanzable. Pero si sabemos enfocarla correctamente, tenemos el éxito asegurado. Y el método kaizen puede ser una estupenda forma de emprenderlo.

Vamos a pensar en la idea de que queremos darle un aire nuevo al salón. Empezaremos a ojear revistas, visitar webs que nos hablen de tendencias, buscaremos aquellos muebles y complementos que mejor encajen con nuestro estilo y nuestro poder adquisitivo real, pero, ¿por dónde empezamos?

Pues bien, ante todo hay que establecer un orden de acciones, por pequeñas que sean. Comenzar por dedicarle un minuto de nuestro tiempo al día a encontrar lo que nos gusta e ir incrementándolo paulatinamente. Que se convierta en una ilusión y no en un dolor de cabeza. Preparar un proyecto, disfrutar de los preparativos, dejarse aconsejar por los expertos, renunciar a los excesos y elaborar un presupuesto que nos permita hacerlo. Pero siempre un paso detrás de otro. Y eso es kaizen. Porque además de alcanzar la meta, nos llevará a crear un hábito de cambio y superación perfectamente asimilable.

Ese es el principio por el que se rige el método kaizen: una serie de pequeñas mejoras tiene mayor impacto que un solo cambio grande. Y es aplicable a cualquier faceta de la vida.

Te recomendamos nuestro post:

El método Konmari

Todo en orden

Deja un comentario

Cerrar