El arte de la estampación
Estampación

El arte de la estampación

Poner color a un tejido es sencillo. Saber hacerlo correctamente, no lo es tanto. Una de las formas más versátiles para hacerlo es la estampación, que abre todo un mundo de posibilidades en cuanto a formas y texturas.

Actualmente existen varias técnicas, pero en Antilo nos hemos quedado con un par de ellas por su acabado, calidad y durabilidad: la estampación convencional y la estampación digital.

La primera permite abarcar un gran número de metros de tejido, ya que la impresión se lleva a cabo mediante unos cilindros rotativos que van dejando impreso el dibujo al paso de la tela. Cabe destacar la calidad del acabado debido a la composición de los pigmentos utilizados, lo que hace de la estampación convencional un proceso muy fiable.

La estampación digital nació a principios de este siglo y ganó adeptos en poco tiempo por tratarse de una tecnología más ecológica, rápida y económica. Sin embargo, no puede abarcar las mismas cantidades de metros de tejido a trabajar. Cabe destacar su flexibilidad en cuanto a cambios, la libertad de tamaño del dibujo y la limpieza de las máquinas. Por lo tanto, estamos ante una auténtica revolución.

En consecuencia, los tejidos estampados son una variante necesaria en cualquier colección de prendas para el hogar. Probablemente no encontraríamos tanta diversidad de diseños, colores y combinaciones de no ser por esta técnica. No hay que desmerecer la estética de la que goza un buen tejido Jacquard, otro producto estrella de nuestra firma.

En un mercado repleto de opciones para decorar nuestra casa, el precio es un factor potencialmente incisivo. No debemos olvidar que la calidad y el diseño son dos elementos indispensables para quienes trabajamos en este sector. Especialmente cuando el objetivo es ofrecer el punto que marca la diferencia. Y ese punto es siempre nuestra meta.

Deja un comentario

Cerrar