Casa de moda

Casa de moda

Estar a la moda siempre ha sido un aspecto ligado a nuestro aspecto físico y que tiene que ver con nuestra forma de vestir, de cortarnos el pelo, de combinar complementos, incluso con nuestra forma de hablar. La moda nos hace ser singulares, únicos y tiene un fuerte valor autocomplaciente.

Las grandes firmas de ropa cuentan con un público fiel que ha ido creciendo con el paso del tiempo y han sabido adaptarse a toda clase de gustos, bolsillos y tendencias. La crisis también les pasó factura a muchos de los grandes grupos de referencia, que hoy se mantienen a flote gracias a los fondos de inversión.

Pero esta predisposición a no estar demodé saltó hace algunos años a la manera en que decoramos nuestras casas. Antaño era privilegio de grandes bolsillos, que se dejaban seducir por los interioristas y decoradores más punteros, pero ese privilegio ya es de dominio público y se hace querer a través de las publicaciones, ya sea en papel o en páginas web.

Todo apunta a que uno de los sectores más prometedores de los próximos dos años sea el de la decoración y que esa reticencia a la venta on line que todavía sufre podría cambiar radicalmente. El sector disfruta de un crecimiento que pedirá por su avance estar en primera línea y eso incluye el fortalecimiento de los proyectos en e-commerce.

Por poner un ejemplo, el pasado año 2017 un 34% de los consumidores compraron a través de internet algún tipo de mueble o artículo de decoración. Se invirtió mayormente en los muebles para salones y dormitorios y los complementos para decoración hicieron volar por los aires todas las expectativas. También creció la venta de muebles para terraza y curiosamente se perdió interés por los muebles para baño y los elementos de descanso.

El papel pintado, los azulejos, los suelos, las lámparas, el estilo de la cocina, el menaje, el orden de los utensilios los cajones, la distribución interior de los armarios, los pomos de las puertas, los marcos de los cuadros… todo, absolutamente todo cuidado al detalle y puesto al alcance de las mentes más inquietas para concebir el espacio perfecto.

Vivimos un momento brillante, en el que la simbiosis de la moda y la decoración puede abrirse camino entre el resto de industrias, convirtiéndose en una opción empresarial que juega con nuestra inspiración en todos los sentidos.

 

Deja un comentario

Cerrar