Calidad en cantidad

Calidad en cantidad

El secreto de la virtud en un tejido radica en las fibras que lo componen. Utilizar materias primas de calidad es esencial para que el resultado alcance ciertas exigencias, tanto de comportamiento en su aplicación como en su lanzamiento al mercado.

Vivimos altamente sensibilizados con la protección del medio ambiente y cada vez son más los organismos que ofrecen a las empresas la posibilidad de garantizar normas ecológicamente efectivas mediante protocolos de actuación.

Uno de los estándares de calidad más notables es el certificado Oeko-Tex, emitido por el instituto Aitex y concedido a aquellas empresas que cumplen determinados requisitos como la no utilización de sustancias nocivas en ninguno de los componentes del producto analizado.

Por otra parte, también tiene un matiz de responsabilidad social al exigir la no utilización de mano de obra infantil en cualquiera de los procesos precedentes al producto final.

Estos fueron algunos de los aspectos que hicieron plantearnos este certificado como uno de los pilares básicos en el desarrollo de nuestros tejidos, para que esa virtud de la que hablábamos al principio sea íntegra y generosa desde el mismo momento en que se concibe.

 

Deja un comentario

Cerrar