Año nuevo, casa nueva

Año nuevo, casa nueva

Estrenar algo siempre ilusiona. Nos evoca renovación, crecimiento y vanguardia. Es como avanzar en los cánones de la moda personales. Nos ocurre con la ropa, la tecnología o el coche. Pero cuando estrenamos algo para la casa, parece que transformamos el ambiente y muchas veces, por mucho menos de lo que imaginamos, podemos convertir un espacio que ya tenemos muy visto en otro distinto, más fresco y sugerente.

El secreto está en saber elegir los elementos adecuados, sin perder de vista las tendencias y las últimas novedades en decoración. Porque nuestra casa tiene dos tarjetas de visita: la exterior y la interior, y esta última no debemos descuidarla. Nuestro auténtico estilo se define por los pequeños detalles.

Lo bueno de cambiar el aspecto de una estancia es la gran cantidad de opciones que podemos encontrar, basándonos en el diseño que ya tiene, en nuestro presupuesto, en la idea final que hayamos planeado o en la parte que queremos renovar. Hay que planear tranquilamente cuál es nuestro objetivo y elegir aquello que nos sea más acorde, aunque solamente se trate de sustituir algunos detalles para aportar color y contrastes.

No hay más que echar un ojo a cualquier fotografía de una revista de decoración. Es increíble cómo puede cambiar un sofá por los cojines que reposan sobre él. O cómo gana una habitación con una colcha que rezume colores cálidos, con dibujos de trazos suaves a juego con las cortinas.

Hablábamos hace poco de las rebajas. Posiblemente sea el momento para poner en marcha esa pequeña reforma decorativa que, además de invitarnos a descubrir las últimas novedades, nos aleje de la monotonía de nuestros lugares preferidos aportando un aire nuevo que nos entusiasme.

En Textil Antilo tenemos muchas opciones a tener en cuenta para que ese cambio sea algo realmente especial.

 

Deja un comentario

Cerrar